Cuando resolar los pies de gato

Desde 2012, La Sportiva ha establecido una red de resoladores autorizados que, tras un riguroso proceso formativo, adquieren los conocimientos y las herramientas necesarias para resolar todo tipo de calzado de montaña. Este proyecto, ahora con cerca de cincuenta partners alrededor del mundo, ha permitido dar una segunda vida a decenas de miles de botas de alpinismo, zapatillas de aproximación y pies de gato.

Ahora, nueve años más tarde y muy satisfechos por el éxito de la iniciativa, han estrenado por primera vez un Taller de Resolado Oficial, el primero de su tipo no solo en España sino en el mundo entero. En él, los mejores expertos en regeneración de calzados de escalada aplican los conocimientos y la experiencia de los diseñadores, ingenieros y atletas de La Sportiva a la artesanía y la pasión del resolado, consiguiendo un acabado de inigualable calidad. El uso de los mismos materiales y la misma maquinaria que se utiliza durante el proceso de fabricación garantiza un resolado perfecto, y ello permite dar una segunda vida a tu calzado sin perder un gramo de rendimiento.

«Para nosotros, el resolado es un arte”, nos comenta Killian Cattand, resolador, escalador y responsable del taller, formado en Italia: “Los y las que trabajamos aquí somos gente escaladora, amantes de la montaña, y sabemos que lo más importante es sentirnos cómodos y seguros con el calzado que utilizamos. El proceso de resolado es lento, laborioso y artesanal, así que nos lo tomamos con cariño, trabajando al detalle, procurando que cada producto tenga un acabado de la mayor calidad posible.”

¿Y cuándo los resolamos?

Cuando tus suelas se desgastan y empiezan a estar comprometidas, es el momento de actuar. Ni demasiado pronto, ni demasiado tarde: hay que resolar cuando aún existe un grosor mínimo en la suela de la puntera y cuando el borde protector de la goma y las costuras aún no están excesivamente dañadas. Si intentamos regenerar un gato demasiado gastado, probablemente será demasiado tarde y ya no se podrá conseguir un resolado óptimo. ¡Te contamos en detalle cuándo resolar tus gatos en el siguiente vídeo!

El proceso de resolado es complejo y minucioso, pero estos profesionales son unos expertos en ello: con las herramientas y los materiales adecuados, extraen la suela gastada de tus gatos, los limpian, ensamblan una nueva suela y la pulen para conseguir el mejor acabado. ¡Tú los envías, el taller te los deja como nuevos, y a escalar con ellos otra vez!

La operación de resolado es una cirugía delicada y un poco invasiva y, dependiendo del estado de deterioro, ésta puede afectar su estructura. Desde el taller pueden garantizar casi con absoluta seguridad que, si el primer resolado se hace en el momento oportuno, la operación será un éxito y se podrá volver a escalar con los mismos gatos a pleno rendimiento. Un segundo resolado también es posible, pero la tercera vida es la tercera edad de los gatos: el calzado seguramente requerirá un uso menos exigente, más enfocado al entrenamiento y a las vías de menor intensidad. A partir del tercer resolado… ¡Se tendrá que valorar!

+ info click

+ noticias relacionadas

Esta web utiliza cookies: informate y si estás de acuerdo acepta para seguir navegando Acepto Información cookies >